El cómic de la escuela francobelga siempre lo han protagonizado jóvenes valientes, héroes espabilados, de espíritu altruista y con iniciativa acompañados en sus aventuras por fieles ‘side-kicks’, como Johan y Pirluit, Lefranc, Percevan, Yoko Tsuno, Alix, Spirou y Fantasio,… ¿cómo Bermudillo? Un tipo bajito, de edad avanzada, de aspecto enclenque y fondón no encaja, para nada, en el perfil habitual de los héroes del BD.
image1Recorriendo mundos de fábula en compañía de su inseparable hatillo mágico, Bermudillo nos demuestra que la verdadera magia, no obstante, está en la amistad, el coraje, el optimismo y otros valores que él sabe hacer despertar en sus compañeros de aventuras.
«Bermudillo» («Douwe Dabbert», en el original) es un cómic creado en el año 1975 por el guionista Thom Roep y el dibujante Piet Wijn, holandeses ambos. ¿Cómic holandés? Dentro de la fructífera escuela de BD francobelga, los autores de linea clara y los de ‘Marcinelle’, los creadores neerlandeses son pocos y de prestigio escaso, muy desconocidos en nuestro país, aunque en Bélgica y Francia se han ganado un pequeño hueco. Autores como Theo Van Den Boogard («Sjef van Oekel»), Willy Vandersteen («Suske e Wiske»), Martijn van Santen («With Drawn»), Jan Kruis («Jan, Jans en de Kinderen») o Merho («De Kiekeboes») pueden presumir de obra prolífica, reconocimiento y cifras de ventas muy respetables en su país de origen, aunque en nuestros lares sus nombres nos suenen más bien poco. En el año 2010 el Salón Internacional del Cómic de Barcelona, en su vigésimo octava edición, invitó a los Países Bajos al certamen para que presentara sus obras y sus autores, con un stand propio, cincuenta autores invitados, numerosas actividades, una exposición en el recinto del Salón titulada «El placer de dibujar» y otra en el FAD con obras de Joost Swarte y Javier Mariscal titulada «Alternativas de papel«. El resultado, francamente pobre y con poca repercusión mediática, no permitió a los holandeses y su cómic ganarse el interés de nuestros lectores ni editores. ¿Alguno de ustedes sabría citarme el nombre de un solo dibujante de cómics holandés? No hay más preguntas, Señoría.
Sorprendentemente, ni «Douwe Dabbert», ni Thom Roep, ni Piet Wijn pasaron por el Salón del Cómic del año 2010, ni tuvieron el más mínimo hueco en la participación neerlandesa del certamen. Y eso que que «Bermudillo, el genio del hatillo» era una de los pocos tebeos de autores holandeses que se había publicado en nuestro país: la editorial Bruguera publicó los siete primeros números de los veintitrés álbumes que consta la serie completa entre los años 1981 y 1982, en las revistas «Zipi y Zape Especial» y «Pulgarcito», con gran éxito entre el público juvenil y adulto. A veces hay decisiones que sorprenden, y ésta es una de ellas.
.
El gnomo bondadoso Bermudillo es la última incorporación a la colección ‘Fuera Borda‘ de Dolmen Editorial, un sello que ya se ha consolidado como referencia, que reedita material clásico de cómic francobelga de los años sesenta y setenta en formatos de lujo y que puede presumir de un catálogo de categoría que incluye títulos y personajes tan interesantes como la Natacha de François Walthéry, Quena y el Sacramús de Gos, Benito Sansón de Peyo, Johan y Pirluit de Peyo, los Casacas Azules de Cauvin, Salverius y Lambil o el travieso gato Poussy de Peyo.
El primer volumen de la edición integral de Dolmen, sin recortes de páginas y color digno, con lomo de color verde claro (para diferenciarlo del rojo, naranja, rosado, azul, verde oscuro y violeta de las otras colecciones del mismo sello) incluye las tres primeras aventuras del personaje, «La princesa mimada» («De verwende prinses»), «El reino secreto de los animales» («Het verborgen dierenrijk») y «El falso médico» («De valse heelmeester»), publicadas originalmente entre los años 1977 y 1978 en su país de origen. Y, como siempre, el volumen llega acompañado por uno de los elementos característicos de la colección ‘Fuera Borda’: seis páginas de extras repletos de material inédito con portadas originales, dibujos, un artículo de mucho interés sobre la obra escrito por Alfons Moliné, bocetos e ilustraciones, que completan una edición cuidada, de formato inmejorable.
.
El protagonista de «Bermudillo» es un anciano homónimo de barba blanca, narizón, barriga cervecera y altura escasa, ataviado con un traje y gorro verdes, que viaja por el mundo deshaciendo entuertos acompañado siempre por su inseparable hatillo mágico, un saquito del que puede extraer los variopintos objetos que necesita para cada ocasión.
En «La princesa mimada» sus habilidades serán necesarias para domar a Paulina, una princesa egocéntrica y maleducada que hace la vida imposible a su padre, a sus súbditos y a los sirvientes del palacio. Como tutor de la niña malcriada Bermudillo deberá enseñarle humildad a ‘su alteza real’, mostrarle el verdadero rostro del reino en el que vive, solucionar una crisis diplomática y defenderla de las intenciones hostiles de Ludovico de Malaespina, un malvado recurrente y antagonista habitual del bondadoso protagonista, cuya actitud mezquina, ruin y cobarde contrasta con el espíritu optimista y afable de Bermudillo.
En «El reino secreto de los animales» Bermudillo descubre una tierra maravillosa escondida en un valle secreto donde los animales de todas las especies hablan y visten como los humanos y conviven en paz y harmonía, hasta que el misántropo Malaespina y su sirviente Canuto convencen a los lobos del reino secreto de la conveniencia de recuperar sus hábitos carnívoros. Solamente la intervención del astuto protagonista conseguirá evitar que los planes de Ludovico de Malaespina para hacerse con el poder del valle sean un éxito.
Y en «El falso médico» Bermudillo deberá ayudar a la princesa Elisenda a liberar a su padre, el rey Zebulón, de los oscuros cuidados del barón de Salmado, un embaucador que se hace pasar por médico y le mantiene sedado para apropiarse de su corona. Como siempre será la astucia del barbudo vagabundo Bermudillo y sus amigos, y ese hatillo repleto de los objetos necesarios según lo requiera la situación, quienes conseguirán evitar el triunfo de la malvada sanguijuela.
.
Las tres aventuras, igual que el resto de historias de Bermudillo y sus amigos, son tebeos dirigidos para un público más infantil que juvenil, cuentos con moraleja que no renuncian a incorporar pequeñas dosis de escenas siniestras al más puro estilo de los hermanos Grimm (como los lobos comiéndose a sus conciudadanos en «El reino secreto de los animales»), dibujados por Piet Wijn con un estilo muy particular. Su dibujo, que el artículo de Alfons Moliné afirma que «evoca potentemente a los grandes ilustradores de cuentos de hadas como el inglés Arthur Rackham» y que nosotros compartimos, es elegante y barroco, realista con cierta caricaturización, y presenta las historias enmarcadas en una ambientación ‘de época’ sublime, con escenarios palaciegos propios del siglo XVII y paisajes rupestres de aire centroeuropeo.
.
Como suelo recordar cuando reseño títulos de la línea ‘Fuera Borda‘ de Dolmen, para esos nostálgicos que ya hemos cruzado esa línea roja que marcan los cuarenta leer las aventuras de Johan y Pirluit, de Benito Sansón o de Bermudillo es un ejercicio de nostalgia, puesto que son personajes que forman parte de nuestros recuerdos felices, de una infancia lejana que podemos recuperar de la mano de estas reediciones integrales. Para el resto, las generaciones más jóvenes, es una ocasión única para descubrir joyas del cómic francobelga que no deberían quedar en el olvido, series entrañables de autores inolvidables que no tienen nada que envidiar a los trabajos más modernos.
Sí, con la reedición de las aventuras del afable vagabundo Bermudillo Dolmen Editorial ha dado en el clavo de nuevo. ¡Que gran acierto es el sello ‘Fuera Borda‘! ¡Que gran idea fue desempolvar del fondo de armarios olvidados los cómics de nuestra infancia! Por un lado, por supuesto, para la alegría de nosotros, los padres, y por otro para descubrir a nuestros hijos estos personajes y estas obras que ya son clásicos intemporales. Como una herencia.
.
Bermudillo.
Autores: Thom Roep y Piet Wijn
Editorial: Dolmen Editorial
Colección: Fuera Borda
Fecha de publicación: Septiembre del 2015
ISBN: 978-84-16436-16-3
Formato: Cartoné. Color.
Páginas: 152
Precio: 29,95 euros