En esta ocasión, aprovechando la tribuna que nos ofrece ViaNews, vamos a pontificar un poco: ¿cómo debemos introducir a los más pequeños de la casa en el mundo del cómic? Muchos padres se han puesto a buscar tebeos para sus hijos, que fueran apropiados para su edad, tanto en imágenes, como en texto y en contenido. Y, seamos sinceros, la oferta es alarmantemente escasa.

bermudillo2_portadaRecorriendo mundos de fábula en compañía de su inseparable hatillo mágico, Bermudillo nos demuestra que la verdadera magia, no obstante, está en la amistad, el coraje, el optimismo y otros valores que él sabe hacer despertar en sus compañeros de aventuras.

Si consideramos que obras como Astérix, Tintín, Spirou y Fantasio, Mortadelo y Filemón, Bone, los superhéroes de Marvel y DC, Superlópez o la colección ‘Fuera Borda‘ de la editorial Dolmen son obras más adecuadas niños que ya saben leer con fluidez, estaremos todos de acuerdo que lo que hace falta es reforzar la franja de edad inferior, la de los primeros lectores. Se necesitan obras (y formatos) para enganchar a nuestros hijos a las viñetas.
Sorprende que la oferta de tebeos para los más pequeños de la casa sea pequeña, y que la mayoría tengan algo que ver con la compañía del ratón Mickey, pues los editores de cómic que cuiden y seduzcan a los pequeños lectores, prelectores y primeros lectores, se estarán garantizando futuros clientes. Los cómics, según los estudios, ofrecen muchas virtudes a los futuros lectores: ayudan a desarrollar la capacidad de síntesis y análisis puesto que al disponer un espacio limitado (la viñeta), la información debe concentrarse en pocas imágenes y palabras con lo que ayuda a los pequeños lectores a reconocer lo que es esencial, además de ayudarles a organizar el pensamiento y a saber exponerlo.
Una búsqueda intensiva en las grandes librerías de nuestras ciudades ofrece pocos libros en formato secuencial, cómics sencillos en formato y contenido, para los niños que todavía no saben leer pero tienen un lenguaje suficentemente desarrollado como para seguir una historia, con viñetas que no son simples ilustraciones sino que conllevan una verdadera gramática. La colección Mamut de Bang Ediciones o las propuestas de la editorial malagueña Sally Books, por ejemplo.

Entre los tebeos pensados para niños de ocho a doce años, la colección ‘Fuera Borda‘ de la editorial Dolmen es una de las mejores elecciones que ofrece el mercado del cómic en castellano. Este sello editorial se ha consolidado como referencia, reeditando material clásico de cómic francobelga de los años sesenta y setenta en formatos de lujo y que puede presumir de un catálogo de categoría que incluye títulos y personajes tan interesantes como la Natacha de François Walthéry, Quena y el Sacramús de Gos, Benito Sansón de Peyo, Johan y Pirluit de Peyo, los Casacas Azules de Cauvin, Salverius y Lambil, el travieso gato Poussy de Peyo, Modesto y Pompón de André Franquin, y Bermudillo de Thom Roep y Piet Wijn.

Bermudillo” (“Douwe Dabbert“, en el original en neerlandés) es un cómic creado en el año 1975 por el guionista Thom Roep y el dibujante Piet Wijn, holandeses ambos. ¿Cómic holandés? Dentro de la fructífera escuela de BD francobelga, los autores de linea clara y los de ‘Marcinelle‘, los creadores neerlandeses son pocos y de prestigio escaso, muy desconocidos en nuestro país, aunque en Bélgica y Francia se han ganado un pequeño hueco. Muy pocos (Theo Van Den Boogard, Willy Vandersteen, Martijn van Santen, Jan Kruis o Merho, por poner unos pocos ejemplos) pueden presumir de obra prolífica, reconocimiento y cifras de ventas muy respetables en su país de origen, aunque en nuestros lares sus nombres nos suenen más bien poco. Y “Bermudillo, el genio del hatillo” era una de los pocos tebeos de autores holandeses que se había publicado en nuestro país: la editorial Bruguera publicó los siete primeros números de los veintitrés álbumes que consta la serie completa entre los años 1981 y 1982, en las revistas “Zipi y Zape Especial” y “Pulgarcito“, con gran éxito entre el público juvenil y adulto.

El segundo volumen de la edición integral de las aventuras del gnomo bondadoso Bermudillo publicado por Dolmen Editorial, sin los recortes de páginas de Bruguera y color digno, con lomo de color verde claro (para diferenciarlo del rojo, naranja, rosado, azul, verde oscuro, violeta y amarillo de las otras colecciones del mismo sello) incluye tres nuevas aventuras del personaje, la cuarta, quinta y sexta, tituladas “La puerta hacia el Este” (“De poort naar oost“), “El monstruo del lago nebuloso” (“Het monster van het Mistmeer“) y “El túnel hacia el Norte” (“De schacht naar noord“), publicadas originalmente entre los años 1978 y 1979 en su país de origen. Y, como siempre, el volumen llega acompañado por uno de los elementos característicos de la colección ‘Fuera Borda‘: varias páginas de extras repletos de material inédito con portadas originales, dibujos, artículos de interés (en esta ocasión, un par de textos firmados por el guionista Thom Roep), bocetos e ilustraciones, que completan una edición cuidada, de formato inmejorable.

El personaje protagonista de las tres aventuras de “Bermudillo” es un anciano homónimo de barba blanca, narizón, barriga cervecera y altura escasa, ataviado con un traje y gorro verdes, que viaja por el mundo deshaciendo entuertos acompañado siempre por su inseparable hatillo mágico, un saquito del que puede extraer los variopintos objetos que necesita para cada ocasión.
En todas ellas, nuestro héroe se encontrará (y reencontrará) con viejos conocidos y también hará nuevos amigos (¡un pájaro dodo!),… y enemigos, como la perversa bruja Vredulia o Ludovico de Malaespina y su sirviente Canuto, unos malvados recurrentes y antagonistas habituales del bondadoso protagonista.
En concreto, en “La puerta hacia el Este“, Bermudillo deberá hacer un trato con la bruja Vredulia por el cual el gnomo bondadoso viajará a través de un portal mágico hasta las calurosas y desérticas tierras de oriente en busca de una misteriosa caja, a cambio de devolver a su tamaño normal al embrujado séquito del rey Teobaldo IV. En “El monstruo del lago nebuloso” será el misántropo Ludovico de Malaespina quién pondrá en apuros al protagonista, pues aterroriza a un pequeño y pacífico pueblo costero con el mito de un monstruo marino,… que quizás es mucho más real de lo que parece. Y finalmente, en “El túnel hacia el Norte“, Bermudillo se apiadará de la bruja Vredulia, enferma y sin poderes, y buscará un remedio para sus males en las heladas tierras del norte.

Las tres aventuras, igual que el resto de historias de Bermudillo y sus amigos, son tebeos dirigidos para un público más infantil que juvenil, cuentos con moraleja que no renuncian a incorporar pequeñas dosis de escenas siniestras al más puro estilo de los hermanos Grimm, dibujados por Piet Wijn con un estilo muy particular. Su dibujo, que evoca potentemente a los grandes ilustradores de cuentos de hadas como el inglés Arthur Rackham, es elegante y barroco, realista con cierta caricaturización, y presenta las historias enmarcadas en una ambientación ‘de época’ sublime, con escenarios palaciegos propios del siglo XVII y paisajes rupestres de aire centroeuropeo.

La lectura de los álbums del sello ‘Fuera Borda‘ por parte de los lectores adultos son, en la mayoría, ejercicios de nostalgia que nos permiten recuperar tiempos casi olvidados de la mano de estas cuidadas reediciones integrales. Pero reeditar los tebeos que guardábamos en el fondo de armarios olvidados de nuestra infancia también ha conseguido otro objetivo que, quizás, en Dolmen Editorial no tenían previsto cuando dieron luz verde a la colección: han permitido que las generaciones más jóvenes descubran joyas del cómic francobelga que no deberían quedar en el olvido y que muchos padres hayan podido compartir con sus hijos (o sobrinos) estos personajes y estas obras entrañables que ya son clásicos intemporales. Solamente por este motivo, les doy las gracias.

Bermudillo 2.
Autores: Thom Roep y Piet Wijn
Editorial: Dolmen Editorial
Sello: Fuera Borda
Fecha de publicación: Abril del 2016
ISBN: 978-84-16436-41-5
Formato: Cartoné. Color.
Páginas: 168
Precio: 29,95 euros