Regresa un nuevo tomo de “Battlefields“, esta vez protagonizado por el ejército del aire aliado contra el enemigo alemán, durante la Segunda Guerra Mundial. Aleta Ediciones, junto al sello Evolution Comics, nos ofrece este cómic guionizado por Garth Ennis e ilustrado por P. J. Holden.

Battlefields 4 El Valle Feliz
Edición original: Battlefields USA
Fecha de edición: diciembre de 2017
Guión: Garth Ennis
Dibujo: Peter Snejberg
Color: A color
Formato: Libro rústica, 80 págs. a color.
Precio: 12,95€

Inglaterra, enero de 1942: el joven australiano Ken Harding llega a su primer escuadrón operativo, dispuesto a desempeñar su papel en el ataque aéreo contra Alemania como comandante de una tripulación de bombarderos. Las pérdidas han sido altas y la esperanza de vida es baja, pero Ken sigue impávido, hasta que conoce a su tripulación, un grupo sin palabras, endurecido por la batalla, sin tiempo para niños nuevos que no pueden soportar el ritmo. Juntos, deben llevar la guerra al enemigo sobre la región más defendida del Tercer Reich: el corazón industrial del Ruhr, conocido por los hombres que se enfrentan a los antiaéreos y los cazas nocturnos como Happy Valley.

Aleta Ediciones, dirigida por el incombustible Joseba Basalo colabora con el sello Evolution Cómics perteneciente a Panini, para mejorar la distribución de sus libros, entre ellos este tomo cuarto de Battlefields, que publica la serie homónima de la editorial americana Dynamite. Los tres anteriores fueron Las brujas de la noche, Querido Billy y Los tanquistas, tres obras absolutamente recomendables. El número siguiente corresponde a La luciérnaga y su majestad, una especie de continuación de los tanquistas.

Si en las dos primeras se había tocado de refilón los combates aéreos durante la Segunda Guerra Mundial, en El valle feliz se entra de lleno en este apartado de la contienda bélica. Pero como no podía ser de otra forma escribiendo Ennis, son los pilotos australianos los que aportan una nueva perspectiva de este colectivo de pilotos que se jugaban la vida en cada incursión.

El autor irlandés se aleja así de sus vecinos ingleses como protagonistas de este cómic, aunque esté ambientado en Inglaterra durante el mes de enero de 1942. Al igual que los irlandeses, los australianos no se llevan del todo bien con sus relamidos mandos ingleses y forman un grupo compacto de malhablados veteranos de guerra, que se verá trastocado por la llegada del novato Ken Harding. Pronto se destapará como un gran piloto y se ganará la admiración de sus compañeros atacando las posiciones del Tercer Reich, con “El valle feliz” como objetivo final que no es otro que el centro industrial del Ruhr.

Durante tres números americanos, agrupados en este tomo, seremos testigos de los combates aéreos, contados con absoluto realismo, como es habitual en este título. Todo lo narrado en esta historia da la impresión (equivocada) de basarse en hechos reales. Ennis, como gran amante de todo lo relacionado con las Segunda Guerra Mundial a la vez que estudioso, se toma pocas concesiones de cara a la galería en esta historia y la verosimilitud es uno de sus principales atributos. Las batallas aéreas, la jerga de los militares, el comportamiento dentro y fuera de la batalla, los rangos, el humor entre compañeros… Todo parece milimetrado, nada estridente. Para profanos de este tema, supone una gran inmersión en la historia. Supongo que los estudiosos paladearán cada página.

  1. J. Holden es un dibujante irlandés que ha trabajado para los magazines británicos 2000 AD y Judge Dredd entre otros. Quizás sea el más flojo de los dibujantes que han colaborado con Ennis hasta ahora, pero tiene sus puntos fuertes en la ambientación y en la recreación de las batallas aéreas. Es en los personajes donde cojea un poco, según mis gustos personales. Con todo, la narración secuencial es correcta y en todo momento, incluso en el caos que se forma en el cielo, legible.

En este tomo se echa en falta el artículo del propio guionista contextualizando los hechos. Incluye las portadas ilustradas por Garry Leach, un gran dibujante que se prodiga poco. También contiene el sketchbook de P. J. Holden con el diseño de los personajes y una página de muestra antes de recibir el guion completo.

Muy recomendable para amantes del cómic bélico y fans incondicionales de Ennis, que somos legión.