Esta misma mañana ECC Ediciones hacía publico su primer micromecenazgo del año: Batman y los Outsiders, esa pequeña joya que creó, junto a otros artistas, Mike W. Barr  y en la que, a partir del número 20, aterrizaría un Alan Davis dispuesto a demostrar su creatividad y talento en DC Comics.

Las apuestas de la mayoría de tuiteros iban hacia otros títulos, como por ejemplo Starman, una serie que Planeta editó en 6 tochos de la época y que no sé yo si valdría para este tipo de iniciativas pero el caso es que esta mañana, hace unas escasas 2 horas, ECC por fin anunciaba qué título sería su primer micromecenazgo de 2024 y digo primero porque han dejado claro que habrá más, aunque no sabemos cuantos, pero lo cierto es que la elección de Batman y los Outsiders me parece tan acertada que incluso antes de comenzar a redactar esta entrada ya he participado en el micromecenazgo.

Estamos hablando de un total de 2 volúmenes que recogerán toda Batman y los Outsiders, así como otras apariciones en otros títulos de la editorial,  que costará 70 euros llegando a las manos de los patrocinadores en noviembre de 2024, estamos hablando de estos contenidos: The Brave and the Bold 200, Batman and the Outsiders 1-32, Batman and the Outsiders Annual 1-2, The New Teen Titans 37, Adventures of the Outsiders núms. 33-38, DC Comics Presents 83 y The Outsiders Annual 1, en dos volúmenes de 576 y 544 páginas. Además los dos volúmenes vienen recogidos en un precioso cofre contenedor al estilo del utilizado con el micromecenazgo de La sombra de Batman.

Batman y los Outsiders

Batman y los OutsidersDespués de recibir, hace escasos días, mi participación en el micromecenazgo de la Liga de la Justicia Internacional estaba bastante claro que iba a picar con lo que ECCSpaceman nos propusieran y desde luego que Batman y los Outsiders era un título que, si bien tengo algunos números en retapados, estaba deseando ver reeditado.

Además de los dos volúmenes y el cofre los mecenas recibiremos un set de 6 láminas de 16,8 x 25,7 cm y algo que me hace ilusión, una tarjeta plástica de acreditación como miembro de pleno derecho de Batman y los Outsiders. Es una tontería pero aún conservo la que compré hace 4 décadas de los Avengers.

Así que, ¿qué os parece este micromecenazgo? ¿Vais a participar? ¿Esperabais este u otros títulos? ¿Cuál es vuestra apuesta para el próximo micromecenazgo?

En 1983, la mítica The Brave and the Bold estaba a punto de cerrar. La serie había pasado por varias fases desde 1955. Primero, había tenido como protagonistas a personajes “históricos” como el Príncipe Vikingo. Después, había servido como campo de pruebas para personajes nuevos como el Escuadrón Suicida, Hawkman o la propia Liga de la Justicia de América. Y por último, durante más de un centenar de entregas, había tenido a Batman como coprotagonista de aventuras que compartía con un héroe invitado que iba cambiando en cada entrega. No obstante, la fórmula parecía ya agotada, y DC Comics decidió bajar la persiana de The Brave and the Bold en el número 200, una aventura memorable que tuvo al Batman de Tierra 2 como invitado y en cuyo complemento se anunciaba a bombo y platillo cuál iba a ser el reemplazo de la colección: otra serie de Batman. Pero no sería solo suya. A su lado, había unos personajes llamados los Outsiders, un grupo ya formado a cuya fundación los lectores asistirían en la serie regular que empezaría inmediatamente.

Batman y los Outsiders contó con guion de Mike W. Barr, uno de los autores más respetados de la época, y con dibujo de Jim Aparo, máximo responsable de los últimos años de The Brave and the Bold, un ilustrador de estilo limpio e impecable que también había deslumbrado a los lectores en las aventuras del Fantasma Errante, Aquaman y, sobre todo, el Espectro. El grupo contó con tres personajes recién llegados: una samurái tierna pero severa a la vez que respondía al nombre de Katana; Halo, una adolescente amnésica de inmensos poderes que cambiaban según el color del aura lumínica que proyectaba; y Geofuerza, un aristócrata europeo que tenía mucho en común con cierto miembro de los Nuevos Titanes. Con ellos, se encontraban Relámpago Negro y Metamorfo, dos reservistas de la JLA que ya tenían cierto recorrido en DC Comics. El primero había sido el primer héroe afroamericano que había tenido serie propia en la editorial. El segundo, un curioso aventurero que había debutado mucho tiempo atrás en The Brave and the Bold antes de protagonizar su colección regular.