En 1987, un Arnold Schwarzenegger al principio de su reinado cinematográfico interpretó al mayor Alan ‘Dutch’ Schaeffer en «Depredador«, una película de John McTiernan que enfrentaba una fuerza de élite del ejércto norteamericano en una misión de rescate en las selvas de Centroamérica contra un imparable cazador extraterrestre. El cine acababa de descubrir a uno de sus monstruos más emblemáticos e imparables.

Aunque el miedo y la oscuridad siempre han asolado las calles de Gotham, un nuevo terror acecha en las azoteas y en los corazones de sus ciudadanos. Un cazador alienígena conocido únicamente como el Depredador ha llegado a Gotham para cazar a sus mejores guerreros, y tras una serie de asesinatos brutales, el Depredador tiene en su mira a Batman.

La franquicia cinematográfica de los Depredadores empezó en 1987, con el mayor Alan ‘Dutch’ Schaeffer como antagonista de los cazadores más letales del universo, y este mismo año 2018 ha regresado a la pantalla grande con «Depredador» de Shane Black. En la nueva versión de Black, los cazadores más letales del universo regresan a la Tierra más fuertes, más inteligentes y más mortales que nunca, y se han mejorado genéticamente con ADN de otras especies. Entre una y otra, cuatro incursiones más, todas ellas irregulares, muchas prescindibles, algunas compartiendo protagonismo con la horda xenomorfa ideada por H.R. Giger que nos presentó Ridley Scott en el clásico de la ciencia-ficción «Alien, el octavo pasajero»: «Depredador 2«, «Alien vs. Predator«, «Alien vs. Predator 2: Requiem» y «Predators«. El éxito del Depredador, aunque los críticos no compartirán esta calificación, generó una lucrativa franquicia de novelas, cómics, videojuegos y juguetes, a imagen y semejanza de sus vecinos, los Aliens.

Sí, los Predators tienen mucho en común con Aliens, no solo porque sus caminos se hayan cruzado más de una vez sinó porqué los cazadores alienígenas también superaron los límites de la películas, y tuvieron un impacto duradero en los géneros de ciencia-ficción y del terror tanto dentro de la industria cinematográfica como en el mundo del cómic o los videojuegos, que usaron con profusión los elementos narrativos y visuales de la película. El mundo del cómic, en concreto, fue de los primeros que se apropió del Predator, de la mano de Dark Horse Comics, y pronto superaron los límites de su propia editorial y llegaron los crossovers, que enfrentaron a las letales criaturas contra, por ejemplo, los Aliens, el Juez Dredd o los héroes de DC Comics. E incluso a Archie y sus amigos, pero eso es harina de otro costal.

Estos alienígenas natales del planeta Yautja Prime, dotados de avanzados artilugios tecnológicos, armas mortales y un sistema de camuflaje avanzado, viajan por las galaxias en busca de rivales dignos a los que enfrentarse, presas a las que cazar, enemigos que supongan un auténtico reto para sus habilidades suprahumanas. Y Batman, por supuesto, es un rival digno de ellos.
Si en la olvidable «Depredador 2» los Predators aterrizaban en la jungla urbana de Los Ángeles, con Danny Glover como némesis de la criatura, en las tres miniseries que recopila el volumen «Batman contra Depredador» el cazador alienígena ha llegado desde los confines del espacio a otra jungla urbana, tan violenta, oscura, caótica y cruel como Gotham City. Aquí, en las calles de la Ciudad Gótica, el Depredador buscará presas, a las que acechará y liquidará sin piedad… hasta que el Hombre Murciélago se cruce en su camino.

Son tres enfrentamientos épicos, empezando por una historia en tres actos escrita por Dave Gibbons, con el dibujo de Andy Kubert, el entintado de Adam Kubert y el color de Sherilyn van Valkenburgh, que nos contará como el Depredador elige a Batman como rival y en un enfrentamiento épico, el Caballero Oscuro deberá usar todas sus habilidades, tanto físicas como mentales, incluyendo una armadura blindada y un interminable arsenal de armas letales, para vencer a esta amenaza extraterrestre y convertir al cazador en presa.

Tras su primer contacto con los Depredadores, la segunda historia en cuatro actos titulada «Combate Sangriento«, Batman se enfrenta de nuevo a los cazadores alienígenas mientras un gánster despiadado pone precio a su cabeza. Esta vez, Batman contará con la ayuda de la Cazadora para repeler tanto a los asesinos como al Depredador, en una historia escrita por Doug Moench, dibujada por Paul Gulacy y entintada por Terry Austin.

Por último, en «Lazos de sangre«, Batman y su fiel ‘side-kick’ Robin deberán enfrentarse a una tercera incursión desde el espacio mientras se desata una guerra de bandas en las calles de Gotham. Mientras Mr. Frío y Catwoman se enredan en esta telaraña mortal, Batman deberá aprender a confiar en su joven compañero para poder derrotar a la amenaza alienígena por tercera vez. Los autores de esta tercera entrega, despedida y cierre de la trilogía de enfrentamientos entre Batman y los nativos de Yautja Prime, está escrita por Chuck Dixon y dibujada por Rodolfo DaMaggio.

Con «Batman contra Depredador» ECC Ediciones recopila las tres miniseries de los años noventa en un solo tomo enorme y sangriento que son, en resumen, entretenimientos anecdóticos y sin continuidad hechos a medida para los aficionados a los crossovers, aquellos lectores que disfrutan cruzando personajes, criaturas, héroes y villanos de orígenes diferentes, y también un regalo para los aficionados de ambas franquicias que disfrutaran con las referencias cruzadas de los cómics del Hombre Murciélago y las historias de los Depredadores de Yautja, que vuelven a estar de moda con la película de Shane Black.

Batman contra Depredador
Guión: Chuck Dixon, Dave Gibbons y Doug Moench
Dibujo: Andy Kubert, Paul Gulacy y Rodolfo Damaggio
Colección: DC Comics/Dark Horse Comics
Edición original: «Batman vs. Predator»núms. 1 a 3, «Batman vs. Predator II: Bloodmatch» núms. 1 a 4 y «Batman vs. Predator III: Blood Ties» núms. 1 a 4
Fecha de publicación: Abril de 2018
ISBN: 978-84-17401-16-0
Formato: Cartoné. Color
Páginas: 416
Precio: 36,50