Comienza la primera parte de la penúltima saga que alumbraran Scott Snyder y Greg Capullo para la serie Batman de los Nuevos 52, «Final del Juego» que ahora aparece en el número 17 de la reedición trimestral que ECC nos trae en lugar recopilando las grapas ya fuera de circulación.Batman 17: – Final del juego Parte 1 (Nuevo Universo DC) (Reedición trimestral)
Edición original: Batman núms. 34-35, Detective Comics núms. 34-35, Detective Comics Annual núm. 3 USA
Guión: Scott Snyder, Francis Manapul, Brian Buccellato, Gerry Duggan, Benjamin Percy
Dibujo: John Paul Leon, Kelley Jones, Greg Capullo, Matteo Scalera
Tinta: Danny Miki
Color: FCO Plascencia, Varios artistas
Formato: Libro rústica, 152 págs. a color.
Precio: 14,95€

¡Primera parte de Final del Juego! ¡Iniciamos la recuperación en formato tomo rústica de la saga que marcó la recta final de la etapa de Scott Snyder y Greg Capullo en Batman! Tras los sucesos de Origen y Batman Eterno (Próximamente en formato integral), Batman se centra en la búsqueda de un asesino que ha actuado en secreto durante años. ¡La historia que cambió el destino del Hombre Murciélago comienza aquí! Mientras, en Detective Comics, el Caballero Oscuro desubre las pistas que le llevarán a descubrir la verdad sobre un misterio aparentemente irresoluble: el caso relacionado con la droga Ícaro.

Ya sabemos que tras publicar en formato grapa Batman y Detective Comics, los dos bajo el mismo título (algo que trajo cierta polémica y que en la nueva andadura de Renacimiento se ha subsanado), ECC tuvo la idea de juntar dos de esas grapas en formato tomo en tapa blanda para que el coleccionista tuviera donde elegir, aun sabiendo que el precio de la recopilación es mayor. Pienso que este tipo de formato no es el adecuado para esta mezcla de series, que nos ofrecen historias a medias. Si uno espera un poco más, ECC vuelve a lanzar las sagas en tomos de tapa dura con cabeceras unificadas, eso sí. Por lo tanto, estas reediciones se sitúan un poco en tierra de nadie, y considero que son para completistas que perdieron su oportunidad con las grapas, ya totalmente agotadas.

Dejando de lado estas elucubraciones, y como dije en la introducción, da comienzo una saga que trae de vuelta al Joker más peligroso y enloquecido de los últimos tiempos (no es spoiler a estas alturas). Lo hace “jokerizando” a los principales integrantes de la Liga de la Justicia. Si bien esto no es del todo nuevo (me viene a la cabeza aquella portada de Byrne con Superman riendo a mandíbula batiente), si lo es de la forma en que nos lo presenta, constituyendo un misterio que debe resolver su protagonista con ayuda de Jarvis y Julia. Este es el número 35 USA, en el mismo tomo podemos ver el Batman número 34, que es una especie de “fill in» para que los dos autores principales tomen aire, con guion de Gerry Duggan y dibujo de Matteo Scalera, nada memorable, sobre la búsqueda de un asesino en serie, en una historia oscura y algo desagradable. Respecto a la historia de Snyder y Capullo, me viene a la memoria aquella otra de la “hulkización” de varios superhéroes, que se dio en la cabecera de El increíble Hulk, y me pregunto lo mismo que aquella vez cómo era posible que los rayos gamma afectaran a Thor, el dios del trueno, ahora el plan urdido por el Joker haya afectado a Superman, un kryptoniano de enormes poderes. A ver como lo explican en futuros números.

Sobre la locura del Joker se ahonda en unas páginas de complemento que aparecen en Batman número 34 USA con guion de James Tynion IV y terrorífico dibujo de Kelley Jones, un émulo de Bernie Wrighston que juega mucho con las sombras en sus figuras.

Detective Comics número 34 nos trae la conclusión de la saga Ícaro, la nueva droga que ha sembrado el caos en Gotham City con el estilo habitual de Francis Manapul y Brian Buccellato, un dúo de autores que echan el resto en la composición de cada página, con un dibujo y color bastante espectacular. Lástima que la historia no sea demasiado atractiva.

Detective Comics Annual número 3 se incluye en este tomo. Nos cuenta historias de gente afectada por Ícaro, siendo Batman el nexo de unión de estos personajes. Bucellato escribe y una plétora de dibujantes no muy curtidos terminan el trabajo. Batman vuelve a hacer uso de la armadura una vez más.

Y llegamos al número final, Detective Comics 35 USA, para mí la joya escondida del tomo, titulada Terminal con guion de Benjamin Percy y dibujos del siempre impecable John Paul Leon en una historia bastante original para el personaje, cuya primera parte recuerda a The Strain (los vampiros de Del Toro) y que nos deja expectantes de su conclusión en el siguiente número, que saldrá dentro de tres meses.

Un cómic muy entretenido, apto para fans del Hombre Murciélago y de las emociones fuertes.