linea_separadora

Las películas sobre invasiones extraterrestres hostiles no han dejado nunca de estar de moda, desde «La guerra de los mundos» de Byron Haskin en 1953 hasta «La guerra de los mundos» de Steven Spielberg en 2005, y en la mayoría de ellas los seres humanos son las víctimas, las presas de seres hostiles del espacio exterior que han fijado su atención en nuestro planeta azul. Pero no en «Attack the Block» de Joe Cornish, la gran ganadora del Festival de Sitges 2011 que se llevó el premio de la crítica, el premio del público, el premio especial del jurado de la sección oficial, y el premio a la mejor banda sonora original. Aquí la premisa es: los extraterrestres no aterrizan en un apacible pueblo norteamericano sino en los conflictivos suburbios londinenses. ¡Que se preparen, que no saben con quien se han topado!
«Attack the Block» de Joe Cornish, guionista de «Las Aventuras de Tintín» que debutaba como director con esta cinta, es una comedia gamberra que nos contaba una invasión extraterrestre se topaba de frente con la inesperada resistencia de los hoodies londinenses, las bandas de pandillas camorristas de los suburbios de la capital del reino británico. Humor, denuncia social, ciencia-ficción y acción a partes iguales. Pura serie B con unos anti-héroes como protagonistas de la aventura, una versión hardcore de «Los Goonies» o de «Cuenta conmigo» y de las películas de monstruos alienígenas de los años ochenta como «Gremlins» o «Critters«, con los jóvenes delincuentes que aterrorizan Londres como salvadores de la Humanidad, en una hora y media de cine de puro entretenimiento gamberro.
Con un reparto encabezado con Nick Frost, esta vez sin su inseparable Simon Pegg, Luke Treadaway, Alex Esmail, Paige Meade, Terry Notary, Leeon Jones, Joey Ansah y Jumayn Hunter… esta película del año 2011 cuenta con dos nombres que hoy, casi diez años después, se han convertido en rostros bien conocidos por los espectadores: Jodie Whittaker antes de convertirse en la nueva Doctor Who y John Boyega antes de convertirse en héroe de «Star «Wars», que interpretan a Sam, una enfermera que vive en este vecindario, y Moses, el líder de una pandilla de delincuentes juveniles.
Aunque «Attack the Block» no funcionó ni en el Reino Unido ni en las pantallas de cine del resto del mundo, recaudó más de lo que costó puesto que Cornish rodó su propuesta con economía de medios pero con mucha dignidad, aprovechando los recursos de forma eficiente y fresca, pero el cine le ha dado la espalda durante demasiados años: hasta el pasado 2019 no volvió a estrenar una película, la sobresaliente «El niño que pudo ser rey«.

linea_separadora