linea_separadora

El mítico actor escocés Sean Connery es recordado sobretodo por su papel como James Bond, el primero y para muchos el mejor, pero trabajó bajo las órdenes de Alfred Hitchcock en “Marnie la ladrona” y en títulos tan míticos como “El nombre de la rosa“, “Robin y Marian“, “El hombre que pudo reinar“, “La Roca“, “El viento y el león“, “Indiana Jones y la última cruzada” o “Los intocables de Eliot Ness“, por el que ganó un Oscar como mejor actor secundario. Sir Sean Connery falleció en octubre de 2020 a los 90 años de edad.

Es evidente que las mejores películas de Sean Connery forman parte de la mejor historia del cine, aunque también tiene algunas de malas. “La Liga de los Hombres Extraordinarios” y “Los Inmortales II“, por ejemplo. Y varias películas que aún seguimos recordando hoy, por un motivo u otro: “Zardoz” y su excéntrico vestuario, su breve aparición al final de “Robin Hood: príncipe de los ladrones” como rey Ricardo Corazón de León o la voz del dragón Draco en “Dragonheart“. Seguramente no escogeríamos “Atmósfera cero” como una de sus diez mejores películas, pero tampoco estaría entre las diez peores, pues este thriller de ciencia-ficción con aromas de género negro de principios de los años ochenta tiene mucho de reivindicable e ideas interesantes.

Dirigida por Peter Hyams y protagonizada por Sean Connery, Frances Sternhagen, James B. Sikking, Kika Markham, Peter Boyle y Steven Berkoff, entre otros, “Atmósfera cero” (“Outland“) nos contaba la historia de William T. O’Niel, el nuevo jefe de policía asignado a Io, uno de los satélites de Júpiter, donde se encuentra una próspera base minera habitada por más de dos mil personas. Su llega coincide con una serie de misteriosas muertes entre los mineros, aunque la producción ha aumentado de manera considerable. Lo que en principio se consideran desgraciados accidentes laborales, parecen tener una razón oculta: los fallecidos han ingerido una extraña sustancia alucinógena voluntariamente. O’Niel sospecha que la droga se está distribuyendo clandestinamente entre los numerosos mineros. Por ello, dirige sus investigaciones a los traficantes de droga. Pero la red de contrabando es mucho más amplia y consolidada de lo que él pensaba en un principio: altos cargos de la gestión de la mina están involucrados en este turbio asunto y no tienen ninguna intención en detenerse. Cuando ven que el investigador se está acercando demasiado, deciden apartarlo, primero mediante sobornos, y luego a través de amenazas. Sin embargo, el policía no está dispuesto a abandonar sus pesquisas.

Es evidente que “Atmósfera cero” hubiese funcionado igual sin estar adscrita al género de la ciencia-ficción. Por ejemplo, un western, género con el que la película de Peter Hyams comparte muchos elementos, empezando por el héroe solitario al estilo de “Solo ante el peligro” de Fred Zinnemann. Sí, el William T. O’Niel de Sean Connery es como el sheriff Will Kane de Gary Cooper. Lamentablemente la película no funcionó demasiado bien en las salas de cine, seguramente porqué los espectadores esperaban un thriller cargado de acción repletos de efectos especiales y no se encontraron con nada de eso.

linea_separadora

Where to watch Atmósfera cero