Seguimos con este quién es quién de los villanos del Trepamuros que se preparan para liarla parda en el próximo volumen de «El Asombroso Spiderman«, y que en éste tienen los mejores momentos.

El Asombroso Spiderman #27. El Desafío: Muda
Marvel Saga
Edición original: The Amazing Spider-Man 625-633 y Web of Spider-Man Vol 2 6 USA
Guión: Roger Stern, Joe Kelly, Fred Van Lente, Mark Waid, Tom Peyer, Zeb Welles, Tom Peyer
Dibujo: Lee Weeks, Max Fiumara, Chris Bachalo, Max Fiumara, Michael Gaydos, Emma Ríos, Jefte Palo, Todd Nacuk
Color: A color
Formato: Libro cartoné, 272 págs., color.            
24€

Continúa El desafío. Roger Stern regresa a casa para desvelar que Algo puede detener al Juggernaut. Y a continuación, una historia escalofriante. Curt Connors es ahora un hombre roto, a un paso de dejar escapar la terrible amenaza de su alter ego.

Seguimos adelante con la excesivamente larga y repetitiva El Desafío, donde los enemigos de Spiderman van haciendo turnos para enfrentarse a él y demostrar que son aún peores de lo que ya eran y que cuando se unan, se supone que pasa en el próximo volumen, le complicarán seriamente la vida a nuestro Trepamuros. Mientras tanto estamos ante un par de los momentos más duros de este El Desafió, y es que por un lado Roger Stern y Lee Weeks nos ofrecen una segunda parte de “Nadie puede detener al Juggernaut” que se enlaza con el Capitán Universo y por el otro tenemos a la última “guarrada” que se les ha ocurrido hacer al pobre Curt Connors, y es que el Lagarto toma el control de él y… se come a su propio hijo, que no sé cómo lo veis, pero para mi eso es matar al personaje de Connors de una forma exageradísima. Mientras tanto tenemos a la niña Kravinoff demostrando que es una psicópata y mucho misterio por lo que nos depara el próximo tomo. Ah, también tenemos al Encapuchado, a la nueva Escorpión y alguna que otra aparición más.

Mención aparte merece la historia del Rino contra el nuevo y mejorado Rino, dramática donde las haya y que no tiene otro sentido que arrancar al Rino de su retiro dorado. Es una historia que llega.

Como ya comenté en el volumen anterior este Desafío ha llegado hasta una longitud tal que no puede sino resultar aburrido como una aventura global, de verdad que lo que le han hecho a Peter y a Spiderman es tan duro que cualquier otro habría dejado de salir con chicas pero Peter no, puede que su tía May aún esté afectada por lo que le hizo el Señor Negativo, puede que su reputación como fotógrafo haya sido arruinada al intentar salvar a JJ Jameson, puede que sus enemigos estén atacando a decenas… pero ni por esas se pone Peter a buscar un trabajo, pedir ayuda a los Vengadores o Los 4f (nunca están, ni tienen a nadie de guardia).

Aún así hay que reconocer que este tomo está por encima de los últimos, y cansinos, volúmenes que vienen recopilando este Desafío que tanto se alarga, el hecho de contar con Roger Stern para narrar el regreso del Juggernaut o la salvajada del Lagarto convierten a este volumen en, posiblemente, el más interesante de todos los que vienen recopilando el plan maestro de las Kravinoff.

Gráficamente tenemos a un gran batiburrillo de autores, destacando Lee Weeks por su trabajo en la historia del Juggernaut y Chris Bachalo, bueno, porque siempre me alucina lo que hace. El resto de autores, seis más, están a buen nivel, me gusta mucho Emma Ríos y Michael Gaydos también, pero para lo poquito que están casi no merece la pena ni contabilizarlos.

La edición de Panini ha engordado un montón, este volumen roza las 300 páginas (se queda a una grapa), pero sigue siendo una grandísima edición.

En definitiva, a quien me quisiera convencer de que este reinicio de Spiderman era bueno porque haría más accesibles sus aventuras, a esa persona me gustaría pillarla por banda. Eso sí, dentro de la saga llamada El Desafío posiblemente estos sean sus mejores números.